Lectura del Evangelio 25 Septiembre 2016.Obra Fotográfica de cotallononocot

Domingo 25 Septiembre 2016

Vigésimo sexto domingo del tiempo ordinario

Libro de Amós 6,1.4-7.

¡Ay de los que se sienten seguros en Sión y de los que viven confiados en la montaña de Samaría, esos notables de la primera de las naciones, a los que acude la casa de Israel!
Acostados en lechos de marfil y apoltronados en sus divanes, comen los corderos del rebaño y los terneros sacados del establo.
Improvisan al son del arpa, y como David, inventan instrumentos musicales;
beben el vino en grandes copas y se ungen con los mejores aceites, pero no se afligen por la ruina de José.
Por eso, ahora irán al cautiverio al frente de los deportados, y se terminará la orgía de los libertinos.


 †José Antonio Cotallo López©


Salmo 146(145),7.8-9.10.

El Señor hace justicia a los oprimidos
y da pan a los hambrientos.
El Señor libera a los cautivos.
Abre los ojos de los ciegos

y endereza a los que están encorvados,
el Señor ama a los justos
y entorpece el camino de los malvados.
El Señor protege a los extranjeros

y sustenta al huérfano y a la viuda;
El Señor reina eternamente,
reina tu Dios, Sión,
a lo largo de las generaciones.


Primera Carta de San Pablo a Timoteo 6,11-16.

En lo que a ti concierne, hombre Dios, huye de todo esto. Practica la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia, la bondad.
Pelea el buen combate de la fe, conquista la Vida eterna, a la que has sido llamado y en vista de la cual hiciste una magnífica profesión de fe, en presencia de numerosos testigos.
Yo te ordeno delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y delante de Cristo Jesús, que dio buen testimonio ante Poncio Pilato:
observa lo que está prescrito, manteniéndote sin mancha e irreprensible hasta la Manifestación de nuestro Señor Jesucristo,
Manifestación que hará aparecer a su debido tiempo el bienaventurado y único Soberano, el Rey de los reyes y Señor de los señores,
el único que posee la inmortalidad y habita en una luz inaccesible, a quien ningún hombre vio ni puede ver. ¡A él sea el honor y el poder para siempre! Amén.


 †José Antonio Cotallo López©


Evangelio según San Lucas 16,19-31.

Jesús dijo a los fariseos: “Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino finísimo y cada día hacía espléndidos banquetes.
A su puerta, cubierto de llagas, yacía un pobre llamado Lázaro,
que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros iban a lamer sus llagas.
El pobre murió y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. El rico también murió y fue sepultado.
En la morada de los muertos, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él.
Entonces exclamó: ‘Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en el agua y refresque mi lengua, porque estas llamas me atormentan’.
‘Hijo mío, respondió Abraham, recuerda que has recibido tus bienes en vida y Lázaro, en cambio, recibió males; ahora él encuentra aquí su consuelo, y tú, el tormento.
Además, entre ustedes y nosotros se abre un gran abismo. De manera que los que quieren pasar de aquí hasta allí no pueden hacerlo, y tampoco se puede pasar de allí hasta aquí’.
El rico contestó: ‘Te ruego entonces, padre, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre,
porque tengo cinco hermanos: que él los prevenga, no sea que ellos también caigan en este lugar de tormento’.
Abraham respondió: ‘Tienen a Moisés y a los Profetas; que los escuchen’.
‘No, padre Abraham, insistió el rico. Pero si alguno de los muertos va a verlos, se arrepentirán’.
Pero Abraham respondió: ‘Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán'”.


 †José Antonio Cotallo López©


El Evangelio del día de hoy explicado:

«Hijo, recuerda que recibiste tus bienes durante tu vida y Lázaro, al contrario, sus males»

Hoy, Jesús nos encara con la injusticia social que nace de las desigualdades entre ricos y pobres. Como si se tratara de una de las imágenes angustiosas que estamos acostumbrados a ver en la televisión, el relato de Lázaro nos conmueve, consigue el efecto sensacionalista para mover los sentimientos: «Hasta los perros venían y le lamían las llagas» (Lc 16,21). La diferencia está clara: el rico llevaba vestidos de púrpura; el pobre tenía por vestido las llagas.

La situación de igualdad llega enseguida: murieron los dos. Pero, a la vez, la diferencia se acentúa: uno llegó al lado de Abraham; al otro, tan sólo lo sepultaron. Si no hubiésemos escuchado nunca esta historia y si aplicásemos los valores de nuestra sociedad, podríamos concluir que quien se ganó el premio debió ser el rico, y el abandonado en el sepulcro, el pobre. Está claro, lógicamente.

La sentencia nos llega en boca de Abraham, el padre en la fe, y nos aclara el desenlace: «Hijo, recuerda que recibiste tus bienes durante tu vida y Lázaro, al contrario, sus males» (Lc 16,25). La justicia de Dios reconvierte la situación. Dios no permite que el pobre permanezca por siempre en el sufrimiento, el hambre y la miseria.

Este relato ha movido a millones de corazones de ricos a lo largo de la historia y ha llevado a la conversión a multitudes, pero, ¿qué mensaje hará falta en nuestro mundo desarrollado, hiper-comunicado, globalizado, para hacernos tomar conciencia de las injusticias sociales de las que somos autores o, por lo menos, cómplices? Todos los que escuchaban el mensaje de Jesús tenían como deseo descansar en el seno de Abraham, pero, ¿cuánta gente en nuestro mundo ya tendrá suficiente con ser sepultados cuando hayan muerto, sin querer recibir el consuelo del Padre del cielo? La auténtica riqueza es llegar a ver a Dios, y lo que hace falta es lo que afirmaba san Agustín: «Camina por el hombre y llegarás a Dios». Que los Lázaros de cada día nos ayuden a encontrar a Dios.

Rev. D. Valentí ALONSO i Roig
(Barcelona, España)


 †José Antonio Cotallo López©


Santo(s) del día

San Fermín de Amiens
San Cleofás (N.T.)
San Sergio de Rádonezh
San Solemne de Chartres
San Finbarro de Cork
San Ermenfrido de Cusance
Beato Marcos Criado
Beato Pedro Bengoa Aranguren
Santo Niño de la Guardia
Beato Juan José Dusmet
San Herculano Roma
Santos Pablode Siria
San Anatalón de Milán
San Lupo Francia
San Principio de Soissons
San Pacífico de Italia
Santas Aurelia y Neomisia
San Aunacario de Auxerre
San Formerio Capadocia
San Ceofrido de Wearmouth
San Nilo Constantinopla


 †José Antonio Cotallo López©


San Juan Crisóstomo

Reconocer a Cristo pobre



Santa Aurelia de Anagni o Santa Aurelia de Anagni

(Asia Menor, s. XI – Anagni, ?) fue una mujer italiana venerada por la Iglesia Católica como santa y virgen. También se la conoce como Santa Aurelia, peregrina.

Se la venera junto con su hermana Neomisia, a la que estaba muy unida.

Según Constantinus Suyskenus (hagiógrafo belga del s. XVIII) nacieron probablemente a principios del siglo XI, aunque Louis de Mas Latrie (historiador francés del siglo XIX) opina que tal vez nacieran en el siglo IX.

Las santas vírgenes Aurelia y Neomisia nacieron en Asia Menor. Habiendo perdido a sus padres siendo aún de muy poca edad, vendieron todo su patrimonio, distribuyeron su producto a los pobres y fueron a vivir en soledad como ermitañas. Después partieron para Tierra Santa para venerar los Santos Lugares de Jerusalén. Antes de partir hicieron voto de perpetua castidad.1 Estuvieron en los lugares donde Jesucristo nació y vivió e hicieron el trayecto de la Pasión hasta el monte Calvario. Llenas de religiosidad, decidieron continuar su peregrinación hasta Roma, como santuario de la cristiandad de Occidente.

De Palestina fueron a Roma a visitar el sepulcro de los Santos Apóstoles y recibieron la bendición del Papa. En el trayecto que hicieron se les atribuyeron, según la tradición, muchos prodigios. Tras haber estado en Roma, los musulmanes, que controlaban varias regiones italianas, en particular habían atacado y devastado Calabria y Lucania y habían puesto sitio a Capua, las sorprendieron en la vía Latina, las capturaron y, para intentar que renunciaran a su fe, las torturaron casi hasta la muerte. Un fuerte temporal hizo que los atacantes se dispersaran y dejaran libres a Aurelia y Neomisia, que pudieron proseguir su viaje, aunque muy malheridas.6 Tomaron la decisión de quedarse en el pueblo de Macerata que está a los pies de una colina, a 2 km de Anagni, donde fueron recogidas por un hombre piadoso.1 Retomaron su vida de caridad, oración y penitencia, socorriendo a pobres, viejos y enfermos.

Aurelia tenía los dones de la curación y de la profecía. Dice la tradición que Aurelia salvó a los fieles de la parroquia. Un domingo lluvioso corrió a avisar al párroco que parase la misa pues iba a caer un rayo sobre la iglesia. El cura le hizo caso y, ya a salvo los fieles, ocurrió lo que predijo.

Ambas hermanas enfermaron y murieron el mismo día, el 25 de septiembre, de un año que no consta registrado mientras rezaban durante las horas nocturnas. Las campanas de Anagni se pusieron a tocar y otros milagros manifestaron la santidad de las fallecidas. Fueron enterradas en un oratorio de Macerata. Más tarde fueron llevadas al cenobio de Santa Reparata, cerca de la muralla de la ciudad.Más tarde, aprovechando la visita del papa León IX a la ciudad, Romualdo, obispo de Anagni, preparó una ceremonia solemne para trasladar las reliquias de las hermanas a la catedral de Anagni. Posteriormente, terminada la reconstrucción de la catedral, las reliquias se colocaron en la cripta de san Magno, bajo el altar que tiene dedicado, cerca de las reliquias de Santa Secundina.

El culto a Santa Aurelia está muy extendido. La festividad de Santa Aurelia fue introducida en el calendario litúrgico católico por la propia diócesis de Anagni. En 1903 el culto tuvo confirmación canónica. El único texto conocido de los hechos de Aurelia y Neomisia está en el Codex Chigi (Cod. Chigiano C.VIII. 235), escrito a principios del siglo XIV.Los caracteres de la leyenda de las hermanas revelan en el anónimo hagiógrafo una composición literaria que no se preocupa mucho de ceñirse a la veracidad de los hechos históricos, tal vez porque entonces ya no era posible. Con el relato de la segunda traslación de los restos de las dos hermanas se ha intentado fijar cronológicamente dicha traslación como la conocemos, según los obispos Romualdo y Pedro de Salerno (m. 1105) (según la leyenda referida en el archivo propio de la Iglesia de Anagni).

Una parte considerable de las reliquias de Aurelia y Neomisia se conservan en dos urnas mandadas hacer por el obispo Antonio Sardi en 1903. El día 25 de septiembre, fecha de su festividad, se exponen en el altar de la catedral.

Su muerte la señala Baronio a principios del siglo XI.

Fuente: es.wikipedia.org





D.José Luis Cotallo Sanchez.


DATOS BIOGRAFICOS

José Luis Cotallo Sánchez
Nació en Cáceres,EL 2-VI-1922. Hijo de Eugenio
y María, joven inteligente,bachiller, empleado de
Correos, militante de la J.M.,A.C., Vicepresidente
del Consejo Diocesano y, años después,Consiliario
del mismo.
A los 18 años ingresó en el Seminario de Coria.
Pasó luego a la Universidad Pontificia de Salamanca.
Ordenado sacerdote el 21-VII-46, cantó misa el 25 en
la Parroquia de Santiago el Mayor de Cáceres.
En cargos de responsabilidad derramó el fuego
apostólico que ardia en su espiritu,con dinamismo
y simpatía.
De verbo elocuente y evangélico, con unción y
sencillez. Conceptos claros y fluidez persuasiva
Gran personalidad en todos los campos ministeriales.
Original y ameno, con apasionado amor a Cristo.
Pulcro, oportuno y espiritual. Su vasta cultura
hizo fecunda su pluma ágil. Dejó una docena de
obras y muchos articulos publicados.
Su labor misionera llegó a casi toda España.
En Cáceres,Salamanca y Brasil consumió la mayor
parte de su tiempo apostólico.
Ferviente pregonero de la devoción a la Virgen.
Promotor del culto e imitación del extremeño San
Pedro de Alcantara y de San Juan de Avila.
Alma y fuerza de movimientos católicos seglares.
Vida comprometida de entrega y servicio a Cristo y
los hermanos.
JOSE LUIS tuvo conciencia de que su fin estaba
proximo. Y, herido de muerte, siguió en la brecha
predicando, escibiendo, orando e inmolando al Padre,
su ya precaria salud, por la salvación de las almas.
El Señor lo llamó el domingo, 20-IX-70 a los 48 años..
Perdimos un celoso capitán del sacerdocio de Cristo.
Rumor de llanto y plegaria en toda su ciudad natal.
Dolor y orfandad en muchas almas. Concierto emotivo de
elogios y testimonios admirables. catálogo de vivencias,
sacrificios y herotismo de caridades.
JOSE LUIS COTALLO, sacerdote, misionero y apóstol,
sembró sus despojos en la tierra, pero, su espiritu, desde
el cielo, sigue rogando al Padre e intercendiendo por nosotros.
Estudió bachiller en el Instituto Nacional de Enseñanza Media de Cáceres.
Dos cursos de Filosofía.
Uno de Teología en el Seminario de Coria.
Cuatro cursos de Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca (1943-47).
Premio Extraordinario en Teología Dogmática Fundamental y en Instituciones de Derecho Canónico.
Ordenado sacerdote el 21 de julio de 1946.
Licenciado en Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca en el año 1947.
Consiliario de Acción Católica, más de 7 años.
Consiliario de Hombres, 3 años de la HOAC.
Profesor de Religión de varios centros 7 años.
Asesor religioso de PROA.
Coadjutor de las parroquias de San Juan, de Santiago.
Rector y profesor del Seminario de Cáceres 5 años.
Delegado Diocesano de la OCSHA, de la Unión Misional del Clero y pro “Clero Indígena” más de 6 años.
Capellán de Emigrantes Españoles y de la Colonia Española en Sao Paulo, en Brasil. Del 30 de julio de 1957 al 1 de julio de 1959
Director de los Servicios Culturales de la Diputación Provincial de Cáceres más de 5 años.
Delegado Episcopal Patronato Provincial de Archivos, Bibliotecas y Museos, más de 4 años.
El día 1 de Noviembre de 1965 fue nombrado Director del Colegio Diocesano.
Fundador del Colegio José Luis Cotallo


Oración para el Padre Cotallo.

ORACION PARA USO PRIVADO

Señor Jesús. Redentor de los
hombres, que llamaste a tu sirvo
JOSE LUIS al honor del saderdocio
para que lo ejerciese en beneficio
de los pobres,afligidos y necesitados.
Por su entrega total a la misión
evangelizadora y su fidelidad integra
a tu doctrina y voluntad santisíma,
rogamos que, por su intercesión,
antiendas nuestras súplicas para
gloria y amor divinos y beneficioso
de las almas. Amén.
(Padrenuestro,Avemaría y Gloria).




Padre Cotallo de joven.



Virgen de la Montaña, patrona de Caceres, Extremadura y Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús.




San Pedro de Alcántara

La fe es la primera raíz, la esperanza es el báculo, y la caridad el fin del camino de toda perfección cristiana.


San Juan De Ávila.

Su virtud principal fue la caridad. Tenía un amor entrañable a la humanidad de Cristo: “el Verbo encarnado fue el libro y juntamente maestro”.


Fundó un complejo con las secciones siguientes:


— Asesoría general e información social y humanística.


— Oficina de inscripción con registro de nombres,señas,de cada emigrante.


— Oficina de colocación laboral y orientación para que los emigrantes no
cayecen víctima de explotadores.


— Sección asistencial para brindar los primeros auxilios al llegar al pais,
como esperar en los puertos,darles alojamientos,ect.


— Centro cultural con biblióteca, periodicos, conferencias, y esparcimientos.

— Departamento de ayuda religiosa y moral: Misas en idioma patrio, celebración
de bodas, bautizos y otros sacramentos según contrumes en los pueblos de origen.

— Cooperación e intercambio con centros similares existentes.

 



Frases del Padre Cotallo.

*<< Quien trata en su vida de hurtar toda clase de sacrificios y
conciba la existencia para el goce y el disfrute, anda muy
lejos de ser un cristiano de verdad.>>*


*<< Caridad no es dar lo que sobra, sino darse: que no es entregar
la cartera, sino el corazón>>*


*<< Y cuando ya nada tengas, regala sonrisas que alivian y arropan,
y plegarias que consuelan y mueven a Dios>>*


*<< El amor y la fe en las obras se ve>>*




Diseño: Jose Antonio Cotallo López

Autor Arte Digital: cotallo-nonocot